Cuando el Maestro no entiende a mi Hijo.

Hay maestros y maestros..



Cada año escolar es todo un reto para los niños y también para los padres; tal parece que es toda una prueba de resistencia que debes superar.


La escuela ha cambiado mucho, si la comparo con mi tiempo. Cuando tienes un hijo con alguna condición, te vez con más dificultades que superar. Pero si te encuentras con un maestro que no está dispuesto a ser un poco flexible para lograr que tu niño pueda lograr sus metas….. el andar es más complicado; y cuando digo flexible me refiero a que el maestro sea capaz de buscar métodos para lograr que los niños aprendan y nó que lo haga de una misma forma, sin importar si algunos no comprendieron.


Para uno de mis hijos, este año realmente fue algo difícil, ya que contó con una maestra que no supo integrarlo, lo criticó delante de sus compañeros, no resaltó sus capacidades, solo sus defectos y no fue para nada afectiva, pero…. qué podías esperar de un maestro que no daba ni los buenos días cuanto te lo encontrabas en el pasillo?


La maestra me escribía notas a diario quejándose de mi hijo que literalmente utilizó todo el cuaderno y hubo que comprar uno nuevo para poder terminar el año escolar; tal parece que la maestra esperaba robots y no niños como alumnos.


Para mi hijo la mejor solución fue, enseñarle a ignorar la forma inflexible y dura de su maestra y a entender que en la vida nos encontraremos con personas muy amables, cariñosas y dedicadas; pero también existen las que son todo lo contrario y debemos aprender a tratarlas.


Hubo días en que el niño estaba fastidiado, pero entre altas y bajas logró superar la situación.

Se podría decir que no fue un buen año, que hubo lagrimas y un bajón de autoestima bárbaro; pero yo lo pondré de otra forma; mi hijo ganó, pudo superar el problema, aprendió a que debemos tratar todo tipo de personas y sobre todo, a no dejar que la actitud negativa de una persona te afecte.


Como padres fue agotador, pero con el apoyo y orientación de una psicóloga logramos salir adelante. Una vez escuche una frase que me gustó mucho y que resume muy bien lo que se necesita para lograr enseñarle a un niño:


¨Con un niño hay que tener: Una gota de sabiduría, Un barril de amor, Y un mar de paciencia¨
30 vistas2 comentarios
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© 2023 Por Entérate Panamá

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Youtube